• Comentarios de la entrada:Sin comentarios
  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Noticias

«¿Cómo liberar un paquete de la aduana o bien liberar mercancías» es una pregunta frecuente que nos hacen nuestros clientes y prospectos cuando buscan los servicios de asesoría. La gran mayoría de personas y empresas que importan mercancías a México han llegado a presentar problemas de esta índole, lo primero que te pedimos es mantener la calma, muchas son las personas que entran en shock cuando una mercancía es retenida y tienden a pensar en problemas legales, o trámites engorrosos pero no siempre es el caso

En este post conoceremos algunas maneras para poder liberar mercancías retenidas en las aduanas de México.

1. Consultar el estatus de su mercancía a través del documento de embarque. (guía aérea o conocimiento de embarque BL.)

Este documento acredita el contrato del transporte, por lo que sirve como recibo para el importador, debido a que indica que el transportista ha aceptado los bienes contenidos en la lista, sus condiciones y particularidades.
El rastreo de su mercancía se podrá llevar a cabo mediante la consulta de su número de guía en caso de transporte aéreo o conocimiento de embarque para transporte marítimo a través del sitio web de cada empresa transportista o consolidadora de carga.

2. Contactar al proveedor.

Es de suma importancia contactar al proveedor que se encargó de mandar y empacar las mercancías, ya que esto nos puede brindar una idea general de la situación en la que se encuentran.

3. Conocer el motivo por el que sus productos no han sido liberados de aduana.

Existen varios factores por los que una mercancía no puede ser despachada de aduana, desde errores cometidos por el proveedor, problemas con la empresa transportista, , fallo en plataformas y sistemas de los actores involucrados en el proceso de despacho aduanero (autoridades aduaneras, agentes aduanales e instituciones bancarias), saturación de maniobras en puertos de llegada y aeropuertos, incumplimiento de regulaciones y restricciones no arancelarias o retención de las mercancías por parte de las autoridades aduaneras por existir alguna falta grave en el cumplimiento de las formalidades de su mercancía para su importación.

4. Analizar las opciones que se tienen.

La mejor recomendación será ponerse en contacto con la Agencia Aduanal o la empresa transportista encargada del despacho de sus mercancías ante la aduana, para solicitarle los motivos por los cuales su mercancía no ha sido liberada de aduana.

Con amplios conocimientos y experiencia ellos serían las personas indicadas para darle un estatus real y una solución a los problemas detectados en caso de existir.

Ambos le brindarán todas las soluciones posibles según sea el caso.

5. Actuar de manera rápida.

Esto le permitirá reducir los gastos para liberar su mercancía, dado que además de pagar todas las contribuciones establecidas para la importación y/o exportación de sus mercancías, se deberá considerar cubrir los gastos correspondientes a almacenajes, manejo y custodia por cada día que su mercancía se encuentre almacenada en depósito ante la aduana en un recinto fiscalizado, además en caso de carga contenerizada las demoras respectivas por el retorno del contenedor vacío.

Deja una respuesta